Buscar
  • riojasmalo

Pasos para crear una estrategia de precios ganadora

A la hora de generar un producto, existen múltiples factores que van a afectar en el éxito de este, desde la comunicación que ocupes para promocionarlo, qué tan innovador sea este producto (si quieres generar productos innovadores checa nuestro artículo Piensa fuera de la caja: Las claves para generar pensamiento innovador, pero entre tantos factores, el precio resalta por ser clave y también por el poco interés o tiempo que se le invierte a determinarlo.


Si generas una estrategia de precios coherente e idónea, puedes obtener múltiples beneficios para tu negocio como:


Aumentar tus ventas

Introducirte en nuevos mercados

Asegurar tu solvencia

Aumentar el valor percibido de tu marca, productos y servicios

Entre muchos más


Por eso, hoy te mostramos los pasos y puntos que debes tener en cuenta a la hora de crear la estrategia de precios para tus productos o servicios.


Lo primero, es definir que el precio no es sólo lo que te cuesta elaborar un producto, en esta cifra influyen más factores de las que solemos tomar en cuenta.


Define a quién va dirigido tu producto:


No es lo mismo los precios que asignes si eres un negocio B2C o B2B, si es B2B, tus precios variarán si te diriges a microempresarios o si tus productos van enfocados a empresas de gran tamaño. Las necesidades de estos dos tipos no son las mismas, por lo que tu política de precios se debe adaptar a satisfacerlas.


Analiza a la competencia:


Claro que no debemos clavarnos en este punto, pero definitivamente tener en cuenta los precios que el mercado maneja a la hora de definir nuestros precios es fundamental.


Tu público objetivo ya está acostumbrado a un rango de precios por el que está dispuesto a pagar y rebasamos o estamos muy por debajo de esta cifra, puede que no cerremos las ventas.


Recuerda que entrar en una guerra de precios no es ni será rentable.


Analiza tu valor agregado:


¿Qué es lo que tu producto aporta que la competencia no logra satisfacer?


Puede ser el grado de innovación, tu marca, o inclusive algún detalle meramente estético.


Ese valor agregado puede hacer que tu producto cueste más, sólo debemos aprender a transmitir la importancia de este valor.



Por último, recuerda que los precios no son estáticos, estos fluyen, sobre todo cuando lanzamos un nuevo producto, pero si debemos elevar nuestros precios debemos justificar muy bien el por qué para mantener a nuestros clientes siempre satisfechos.


11 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Musts de un branding exitoso.

Afortunadamente, cada vez nos encontramos con más y más marcas que desarrollan un branding impecable, con elementos que las personas logran identificar y hacer suyas, lo que todo empresario y emprende